El Cine Colombiano en un momento de cambio para mejorar Imprimir
Noticias - Cine

cine col_minGracias a la ley del Cine hoy existen más películas colombianas pero menos espacio para su exhibición. El cine nacional es el espejo nacional pero pareciera que está opaco.

Por: Carlos Castro Arias (@CCastroNoticias)

Miembro del Círculo Bogotano de Críticos y Comentaristas de Cine (@CBCineCol)

Triste ver como una película colombiana dura tan poco tiempo en las salas de cine comercial, una semana o menos tiempo es el plazo para que las cintas nacionales sean vistas por los cinéfilos.

Vale la pena reflexionar en qué se está fallando: si es que los grandes exhibidores no creen en la producción nacional, si el público es reacio a ver nuestras historias en la pantalla gigante o si es que los realizadores se enfrascaron en tramas repetitivas.

Sin embargo, hay que entender que no solo las salas de cine son las opciones de exhibición, gracias a los nuevos medios tecnológicos existen canales en televisión paga y canales de pague por ver - PPV, que podrían ser opciones de difusión. Son pocas las películas que llegan a estos medios mencionados y que hoy son dominados por mexicanas y españolas, seguidas por las argentinas.

Documentales sobre el narcotráfico o la violencia y una que otra película colombiana figuran en el menú que se ofrece en sistema de internet como Netflix.

Es cierto que acceder a los medios masivos de comunicación no es fácil y menos crear uno propio para el cine colombiano, por fortuna ya existen portales como www.indyon.tv que se convierte en una opción para que  el mundo puedan ver las realizaciones cinematográficas colombianas (Pago en efectivo, con tarjeta de crédito o por transferencia bancaria). Si de algo se puede estar seguro es que es una de las opciones para que quienes creemos en el "Cine Colombiano" justifiquemos el por qué seguimos con esta obsesión.

He escuchado quejas de realizadores cinematográficos en el sentido de que los medios de comunicación colombianos no le dan la atención y espacio suficiente a las producciones nacionales, es cierto, pero también se debe ser consciente de alguna deficiencia en la comunicación con los periodistas, es muy usual que no se encuentre la suficiente información sobre las películas colombianas, con excepción de la estatal Pantalla Colombia de Proimágenes Colombia y de las eficientes agencias de prensa como Laboratorios Black Velvet, Trébol Comunicaciones y Lizzeth Acosta Comunicaciones, muchas películas pasan casi de agache por cuenta de la poca difusión.

No es tiempo de lanzar acusaciones o señalamientos, es tiempo de recomponer las cargas y seguir caminando, por fortuna hoy existen otros mecanismos dispuestos a priorizar al cine colombiano, agremiaciones como el naciente Círculo Bogotano de Críticos y Comentaristas de Cine – CBCine, también quedan periodistas enamorados de la producción cinematográfica nacional y publico dispuesto a ver cine colombiano, no por lastima sino por gusto personal.