Se reedita A sangre y Fuego, publicada un mes después de la muerte de Gaitán Imprimir
Noticias - Libros

A sangre_y_fuego_pq

Un periodista que estaba a unos metros de Jorge Eliécer Gaitán el 9 de Abril de 1948, publicó un libro con su testimonio, un mes después del asesinato. 64 años después, su hijo lo reedita.

Es el primer libro publicado apenas un mes después del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán; es un testimonio de primera mano, con todo lujo de detalles y escrito por quien vivió la catástrofe del 9 de Abril de 1948. Se asegura que Mariano Ospina Pérez, el presidente de la República de aquel entonces, mandó a recoger todos los ejemplares que estaban circulando.

Un periodista que estaba a unos metros de Jorge Eliécer Gaitán el 9 de Abril de 1948, publicó un libro con su testimonio, un mes después del asesinato. Hoy, 64 años después, su hijo lo reedita. Es un documento fundamental para la historia del país.

Aparecen en sus páginas testimonios presenciales de personajes ilustres tales como Plinio Mendoza Neira, padre de Plinio Apuleyo Mendoza; Max Grillo, gran periodista de la época; Luis Pérez Sarmiento, gerente de United Press y Germán Arciniegas, famoso historiador colombiano.

El autor relata los antecedentes que llevaron al asesinato del caudillo, el día anterior, los minutos que antecedieron a su muerte y la onda destructora que avanzó ese mismo día en Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, etc. Muchos relatos aparecidos en él, incomodaron al gobierno de la época, quien ordenó el decomiso del libro en todas las librerías del país. Para beneficio de la historia, la edición de 1.000 ejemplares, ya estaba agotada. Uno de esos ejemplares aún lo conserva su hijo Ramón Manrique Focaccio, texto que se durante 65 años, se convierte en una joya editorial.

A sangre y fuego. El asesinato de Gaitán, un drama que conmovió al mundo de Ramón Manrique. El autor nació en Neiva en 1900 y falleció en 1962; fue periodista y escritor, autor de los libros, Bajo el signo de la zz, A sangre y fuego, La venturosa, Cartagena y su gente, Barranquilla y su gente, Los presidenciales y Los días del terror. Fue columnista de El Tiempo, El Espectador, El Nacional y El Heraldo de Barranquilla y El Relator de Cali durante muchos años. Ingresó al equipo de redacción de El Tiempo en 1928, en donde trabajó por más de 10 años, compartiendo con Roberto García Peña y Hernando Téllez.

A sangre_y_fuego