Tres grandes conciertos de la Sinfónica Nacional en el Teatro Mayor de Bogotá Imprimir
Noticias - Música

Del 27 de julio al 10 de agosto de 2012, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo será la sede del 4º Festival Internacional Sinfónico, con la Orquesta Sinfónica Nacional.

Fuente: Secretaria de Cultura de Bogotá

En esta serie de conciertos, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, bajo la batuta del director titular Baldur Bronnimann y con Rossen Milanov como director invitado, realizará tres conciertos con solistas internacionales de primera línea.

El violinista chino Ning Feng, la soprano colombiana Juanita Lascarro y la pianista Valentina Lisitsa ucraniana nacionalizada estadounidense son los solistas que acompañarán a la Sinfónica Nacional de Colombia. Boletería: 30 mil, 50 mil, 60 mil y 80 mil pesos. De venta en Tu Boleta.

La programación del 4º. Festival Sinfónico Internacional nos permitirá disfrutar del búlgaro Rossen Milanov, músico sensible y apasionado en la dirección de la orquesta en el primer concierto dedicado a dos grandes compositores rusos, como lo son Tchaikovsky y Shostakovich; del primero escucharemos su concierto para violín, obra emblemática que escribió estando en el lago Leman (Suiza) para recuperarse de una fuerte depresión y angustia: el retiro surtió su efecto y se pudo reflejar de manera contundente en la obra, haciéndonos entender el poder restaurador de la música y su capacidad para desterrar el dolor. Shostakovich también desafía el infierno vivido en la era Stalin y compone su décima sinfonía después de un largo cese de activid ades como compositor. Con el último movimiento nos muestra la redención después del sufrimiento. Nos acompaña de China, como violinista, el magistral Ning Feng quien interpretará el Concierto para violín y orquesta de Tchaikovsky.

El segundo concierto del Festival está impregnado con un dulce canto del cisne. Las Cuatro últimas canciones de R. Strauss fueron escritas cuando tenía 84 años; los poemas de Hesse y Eichendorff versan sobre la muerte y la serena aceptación del destino. El Concierto para Orquesta de Béla Bartók fue escrito a pocos años de su muerte. También nos habla de la oscuridad y del dolor, pero con un final que nos lleva esperanzados a la valoración de la vida. Juanita Lascarro, soprano colombiana, será la intérprete de estas canciones sentidas y Baldur Brönnimann, director titular de la Orquesta, dirigirá con el entusiasmo y sutileza que lo lleva a ser uno de los mejores directores de la música del siglo XX y XXI.

El tercer concierto nos sitúa en los albores del siglo XX, en Francia y nuevamente en Rusia, sumergiéndonos en el impresionismo y en los nuevos lenguajes que no solo se limitan a la música sino a todo el arte comprometido de esa época. El Concierto para Piano No. 3 de Prokofiev, fue compuesto en Francia y los impulsos e influencias allí reinantes, en él van de la mano. La orquesta y el piano se asocian y la primera llega a tener un rol muy activo. La pianista escogida para este concierto es Valentina Lisitsa, ucraniana, de dedos vertiginosos pero asimismo sutiles y expresivos. Baldur Brönnimann portará nuevamente la batuta en este concierto con el que cierra el Festival Sinfónico Internacional.

Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia

La Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia -con una extensa tradición- la caracteriza su ánimo de permanente renovación que la hace siempre joven, vigente y admirada.

Tras haber emprendido una nueva etapa hace nueve años, la Sinfónica Nacional atraviesa por su mejor momento artístico. El maestro suizo Baldur Brönnimann, en la batuta como titular, le ha inyectado a la institución – que cuenta con 70 músicos - nuevos bríos y un dinamismo que se ha visto reflejado tanto en su calidad artística y su repertorio como en la respuesta del público. En ello directores invitados de la calidad de maestros como Andrés Orozco, Gustavo Dudamel, Rossen Milanov, André Smith y Pablo González entre otros han tenido igualmente un importante nivel de contribución.

A partir de 2012 la Sinfónica Nacional emprende un nuevo direccionamiento estratégico que demanda retos como adoptar una nueva imagen institucional más acorde con los tiempos; enfocar provocativamente su programación artística e introducir un lenguaje de comunicación más fresco y en permanente innovación que se implementará de la mano de los nuevos medios y tecnologías.

Que Colombia entera se “arriesgue a vivirla” es el propósito de la Asociación Nacional de Música Sinfónica empresa privada, técnica y profesional sin ánimo de lucro que, como ente rector de la Sinfónica Nacional, se prepara para hacer de la Sinfónica Nacional una institución contemporánea, querida por el público y símbolo de nuestra prosperidad nacional, donde su objetivo principal es generar y fortalecer la cultura musical en nuestro país.