Museo Rayo celebra sus 32 años y la memoria del maestro de Roldanillo Imprimir
Noticias - Música

Con seis exposiciones, desde el 19 de enero, el Museo Rayo celebra sus 32 años de historia, los 85 años que cumpliría el maestro Rayo y los 437 años de Roldanillo, Valle del Cauca.

Las seis exposiciones coinciden en el mismo punto cultural colombiano, la vida y obra de uno de los más grandes artistas nacionales como fue el maestro Omar Rayo, fallecido el 07 de junio de 2010, cinco de las exposiciones del Museo Rayo contaron con la curaduría de Miguel González, la sexta con el ojo critico de Edgar Correal:

Rayo, proceso creativo:

Diseñada por Edgar Correal, por primera vez el Museo Rayo intenta mirar la relación entre pintura, grabado, dibujo y escultura en la obra de Rayo. Temas como el lazo, la cinta doblada o tejida, el origami, el tajo, la superposición se tratan primero en el grabado, o sincrónicamente con él. La búsqueda constante del volumen lleva al Maestro a producir esculturas, que surgen del relieve de los grabados y de las formas pintadas voluminosas de sombras.

Manuel Hernández, pintura:

En las dos salas de artistas invitados le renden homenaje a un maestro contemporáneo de Omar Rayo, Manuel Hernández con pinturas de gran formato prestados por el mismo artista. Aunque aparentemente muy diferentes a las de Rayo por el uso de colores pasteles y segundarios, por las formas de contornos vibrantes y difuminados, las pinturas de este gran artista nacido en Bogotá en 1928, comparten varias cosas con las de Rayo.

Rayo /Duchamp:

Esta fascinante exposición que rompe los moldes de los ofrecimientos anteriores enfoca un encuentro entre los dos artistas en Nueva York en 1968.

Rayo exponía un intaglio titulado "Why the White Tower is Tired", el que representa una torre de ajedrez colgada de un gancho para ropa como si fuera de tela, en una muestra colectiva en homenaje a Duchamp. Este era fanático del ajedrez, juego por el que Rayo casi perdió la memoria en su juventud. Duchamp, al visitar la exposición expresó su admiración por el grabado de Rayo, y Rayo se lo regaló recibiendo a cambio un grabado de Duchamp con el tema de un partido de ajedrez. Ambas obras se exponen en una de nuestras salas con otras de cada uno de los artistas, especialmente sus experimentos ópticos y cinéticos y sus audacias e iconoclasmos formales. Se proyectará en la sala además un video de una película surrealista Duchamp conectando a los dos maestros con aquel movimiento.

Rayo, cromatismo:

En una de las tres salas dedicadas a la pintura de Rayo y a la colección permanente de gráfica, se verán ejemplares de diferentes épocas del uso del color por Omar Rayo. Se puede explorar en las pinturas escogidas la manera en que el color se convertía en un elemento estructural en las creaciones "Rayescas". Además apreciaremos la evolución del arte óptico, vigente en los 60s y 70s en la pintura de Rayo y su posterior transformación en series de pinturas donde predominaba un solo tono brillante con el blanco, el negro y el gris de la sombra.

Andy Warhol:

Rompiendo todos los esquemas museísticos anteriores, el curador Miguel González impacta con una muestra que incluye serigrafías icónicas del artista revolucionario e iconoclasta como las de Marilyn Monroe y Mao Tse Tung, la vaca lechera que de niño veía en los cartones, el ramo de flores decorativo como un vestido de verano de Jackie Kennedy. Extrafalario, dramático audaz, el principe del tedio llega a las salas del Rayo con enormes fotos de él mismo, diseños de carátulas de discos LP, objetos como cojines y cajas de Brillo y dos videos que cuestionan las normas sociales y artísticas de la época de los 60s en los Estados Unidos.

¿Qué tienen en común con su contemporáneo Rayo? Rayo se clasificó en los 70s como un practicante del Pop Art por sus grabados de objetos de uso cotidiano, y fue a su manera elegante y también altamente dramática, un iconoclasta. Ambos Warhol y Rayo nacieron del Dada y el Surrealismo del que Duchamp, residente de la sala contigua era quizás el representante más sublime.

Raíz inicial, Bejuquismo:

En el módulo Biblioteca se expondrán 23 dibujos de la época del Bejuquismo elaborados entre 1950 y 1954. Estos hacen parte de la colección permanente del Museo Rayo de obra sobre papel. En esta etapa poética y surrealista se ve al Rayo figurativo pero no realista. Los personajes pintados con acuarela y tempera., tinta y crayola se forman de raíces o lianas. Sus figuras transparentan el paisaje poblado de piedras y los cielos arrebolados de un Valle del Cauca mítico que quizás tengan algo de las playas de Cadaqués pintados por Dali cuya obra Rayo había conocido en libros junto con la de Yves Tanguy.