El Pasaje, uno de los mejores libros del año. Habla su autor

Share:

Justin_Cronin_paEl pasaje, recientemente publicado ha sido uno de los libros mejor calificados por la prensa y la crítica. El periodista Hernán Restrepo dialogó con su autor para la Radio Nacional de Colombia.

H: ¿Cómo describiría El Pasaje? ¿Una novela de ciencia ficción o algo diferente?

C: El libro es muchos tipos de libros. Por supuesto es en parte un trdebajo de ciencia especulativa o ciencia ficción, como la suelen llamar. Pero también es un western, es una novela de carreteras (road movie), una novela de suspenso (thriller), un relato del fin de una era… Quería hacer un libro que tomara distintos géneros al mismo tiempo para que estuvieran disponibles para distintos tipos de lectores.

H: Cuéntenos la historia de cómo se enamoró usted de la historia y de los personajes que protagonizan El Pasaje.

C: Siempre hay algo que no se puede tapar con un dedo cuando llega una historia que sientes que debes escribir. El Pasaje empezó cuando mi hija de 8 años me dijo que estaba preocupada porque mis otros libros pudieran ser aburridos (risas). Entonces le pregunté sobre qué le gustaría a ella que escribiera. Y me propuso que fuera sobre una chica que salva el mundo. Algo en esa idea captó mi atención y le dije que me ayudara. Así que pasábamos unas tres semanas una hora al día imaginándonos la historia cuando yo iba a llevarla a la escuela o  a montar en bicicleta. Luego de tres meses, me di cuenta de que tenía una gran historia que debía llevar a una novela sin mirar atrás.

H: Usted nos dice que es una novela pensada para lectores jóvenes. ¿Pero una novela de mil páginas no es un poco larga para lectores jóvenes?

C: En realidad no lo escribí para lectores jóvenes en particular. De hecho, lo escribí para una audiencia más amplia. Yo leí libros así cuando era un adolescente y me parece bien si los muchachos lo leen. Pero al escribirlo, descubrí que era también una novela aterrorizante. Entonces decidí que escribiría para audiencia adulta, aunque sin descartar a los lectores jóvenes que ahora leen literatura más sofisticada que existía cuando yo era un niño.

H: ¿Pero qué pensó usted cuando terminó el libro y se dio cuenta de que era un libro de 1000 páginas?
C: (risas) Bueno, desde el principio supe que iba a ser largo porque el lienzo en el que había decidido trabajar era realmente grande. Pero no me preocupaba. Era simplemente el tamaño que la historia debía tener. Yo crecí amando los libros grandes. Esas historias en las que te tienes que sumergir por semanas o meses con los personajes. Ha habido un resurgimiento de las audiencias agradeciendo las novelas largas. Piense por ejemplo en los libros de Harry Potter. Desde entonces ha habido un buen número de títulos exitosos que son bastante largos. Entonces no me preocupé por eso, ya que si la historia es buena, lo largo no es importante.

H: Uno de mis autores de ciencia ficción favoritos, Ray Bradbury, dijo alguna vez que la función de los escritores como él era advertirnos sobre el futuro. Y muchos de los libros de ciencia ficción que encontramos en el mercado ahora tienen advertencias sobre el medio ambiente. Pero no veo ese tipo de advertencias en su libro, son más bien advertencias sobre los excesos de la tecnología militar…

C: Hay un buen número de advertencias en el libro. Uno debe escribir sobre lo que te pone ansioso, lo que te consume. Cuando empecé El Pasaje había varios asuntos que me hacían presión en la mente. Uno era la guerra en Irak que en ese entonces, 2005, evidenciaba un fracaso en las políticas de relaciones internacionales norteamericanas. Me sentí muy preocupado por escándalos como el de Abu Ghraib. Luego pasó lo del huracán Katrina que inundó la ciudad de Nueva Órleans. Yo vivo muy cerca de allí porque Houston es la ciudad grande más cercana y muchos de los refugiados llegaron aquí. Un mes después el huracán Rita golpeó Houston y yo fui parte del grupo de personas que hizo parte de la evacuación urbana más grande en la historia de Estados Unidos. Así que me sentía ansioso por estos
sucesos que van desde la ciencia que se sale de nuestras manos hasta las catástrofes ambientales.

H: Hablemos ahora sobre Amy. Ella es la heroína de la novela pero es al mismo tiempo muy frágil. Me llamó mucho la atención que, a pesar de que ella es la protagonista, casi nunca habla. ¿Fue una especie de reto narrativo que usted se impuso?

C: Los personajes simplemente evolucionan y van a donde quieren. Pero El Pasaje es el primero de una trilogía. Y este primer libro es la infancia de Amy. Los niños suelen ser muy influenciados por las necesidades, personalidades y agendas de los adultos. Ellos no tienen una voz todavía. En esta parte de la historia, Amy contiene el secreto que puede salvar a la humanidad. Pero en este punto es apenas una niña que gravita alrededor de las vidas de otras personas. No quería que el punto de vista de Amy influenciara la historia. Pero eso cambiará en el futuro de la trilogía.

H: A lo largo del libro, el lector encuentra varias citas de Shakespeare al principio de varios capítulos. ¿Qué tan fuerte influencia es Shakespeare para su literatura?

C: Yo soy un escritor y un lector. Pero también soy un profesor de Inglés. Por eso hay muchas referencias en El Pasaje a otros libros e incluso películas de toda clase. Pero Shakespeare es importante para mí, en particular para esta obra lo fue El Rey Lear, que fue la primera obra en atraparme realmente luego de que un maravilloso profesor que tuve en la secundaria nos llevó a verla montada en un teatro. Recuerdo que el profesor nos explicó que El Rey Lear era una obra apocalíptica porque describía la destrucción de todas las instituciones humanas. Esa idea se quedó conmigo hasta El Pasaje, que es una novela apocalíptica.

H: Al ser un libro tan grande, El Pasaje, es difícil de ocultar. Por eso muchas personas me preguntaron de qué se trataba al verme leyéndolo. Varias personas a las que les conté el argumento, me dijeron que les sonaba parecido al de la película I’m Legend, protagonizada por Will Smith. ¿Le han dicho eso?

C: La película I’m Legend salió mucho después de que yo escribiera el libro. Así que no diría que es una influencia. Aunque el filme I’m Legend está basado en la novela de Richard Matheson, de la cual han salido varias películas, como The Omega Man, protagonizada por Charlton Heston en los 70. El libro ha sido influenciado por muchas películas, así como por Shakespeare y por la televisión que crecí viendo. Todas esas narrativas surgen cuando escribo. Desde Lonesome Dove de Larry McMurty, un gran western que fue muy importante para mí, pasando por Shakespeare, hasta todas las películas de zoombies que amé cuando era un chico.

H: Al leer el libro, es difícil no imaginárselo convertido en una película. ¿Ha recibido ofertas para llevarlo al cine?

C: Sí. Hay un trato para una película que está muy avanzado. Ya hay un guion preliminar. La historia fue comprada por Fox para la empresa de producción del director Ridley Scott. El guionista que lo está adaptando es John Logan, el mismo que escribió Gladiador. Así que definitivamente hay una película en camino y es muy emocionante.

Escuhar entrevista: http://www.radionacionaldecolombia.gov.co/index.php/blogs/pase-la-pagina/el-fin-del-mundo-segun-justin-cronin.html

Share:

Leave a reply