2011 el año de erudito Rufino José Cuervo

45
0
Compartir:

rufinoayeryhoy2011 será el año en el que Colombia recuerde el valioso legado cultural que el maestro Rufino José Cuervo dejó a nuestra común lengua castellana. Comienza con el II Festival de la Palabra.

El escrito colombiano, Fernando Vallejo, dará partida al año dedicado a Rufino José Cuervo, para honrar su memoria, promover su obra y fomentar la divulgación de su vida, como ejemplo para las nuevas generaciones de colombianos.

Las actividades del ‘Año de Cuervo’ que comenzarán oficialmente con la programación del II Festival de la Palabra y finalizarán en 2012, incluyen la publicación de un libro que escribirá Fernando Vallejo sobre Rufino José Cuervo, el cual se imprimirá en una edición restringida en la Imprenta Patriótica del Instituto Caro y Cuervo y en una edición amplia con editoriales mexicanas. Su lanzamiento se hará en el primer semestre de 2012, para conmemorar, además, los setenta años de fundación del Instituto Caro y Cuervo (1942-1912).

Sobre Fernando Vallejo, la Exministra Elvira Cuervo de Jaramillo aseguró que es uno de los más grandes admiradores de la obra de Cuervo y que en una oportunidad afirmó que «fue el hombre más bueno que ha tenido Colombia y por eso lo llamó San Rufino José».

Por otra parte, a través de su página Web www.caroycuervo.gov.co y de la página digital «Lenguas de Colombia», el ICC propondrá un «juego lingüístico», accesible a estudiantes de colegio y personas interesadas en la comprensión y utilización del Diccionario de Construcción y Régimen de la Lengua Española, obra que inició Cuervo a principios del siglo pasado y que terminó el ICC en 1994.

De igual manera, se están adelantando los trámites con el Banco de la República para expedir un billete con la efigie del erudito colombiano Rufino José Cuervo. Detrás de esta labor está el Ex Presidente Belisario Betancur, miembro del Consejo Directivo del Instituto Caro y Cuervo.

Cabe destacar que bajo la coordinación académica del Instituto Caro y Cuervo, el Programa Nacional de Becas y Estímulos del Ministerio de Cultura,  abrirá este año una beca de investigación en revisión editorial y crítica de la memoria bibliográfica de Cuervo . El propósito de la investigación editorial, objeto de la beca, es el de compendiar el pensamiento científico, literario, político y humanista de Rufino José Cuervo con base en la obra publicada por el Instituto, en un volumen que se publicará a principios del año entrante.

Además del lanzamiento de la cerveza Don Rufino, que rememora aquella bebida que Cuervo producía junto con su hermano Ángel en la vieja casona de la Candelaria, se realizarán diferentes exposiciones sobre la vida y obra del filólogo, en las instalaciones de la Biblioteca Nacional de Colombia, el Museo Nacional de Colombia y la Biblioteca Luis Ángel Arango.

La Biblioteca Nacional de Colombia (BNC), entidad que resguarda la biblioteca privada de José Rufino José Cuervo, colaborará en el ciclo de conferencias que coordinará el Instituto Caro y Cuervo, junto con otras prestigiosas instituciones académicas como la Biblioteca Nacional de Francia. La BNC buscará la reunificación de la biblioteca personal de Cuervo, complementando los títulos que dejó en donación a una y otra institución, y así acopiar el fondo completo para tenerlo a disposición del público en general como parte de sus colecciones.

Sobre Rufino José Cuervo

Este filólogo y erudito colombiano, nació en Bogotá el 19 de septiembre de 1844 y murió en París, Francia, el 17 de julio de 1911.

Especializado en principio en Filología Clásica, era un gran conocedor de la cultura y las lenguas griega y latina. Más adelante se centró en el estudio de las variantes dialectales habladas en Bogotá, escribiendo sus conocidas ‘Apuntaciones críticas sobre lenguaje bogotano’ (1867 – 1872), que aún hoy se consideran una obra imprescindible de referencia en cuanto a dialectología colombiana e hispanoamericana. Entre sus obras más destacadas está el Diccionario de Construcción y Régimen de la Lengua Castellana.

Ingresó en la Real Academia Española el 5 de noviembre de 1878 como miembro honorario y correspondiente de Colombia. A partir de 1882 se traslada a París, ciudad en la que residirá hasta su muerte.

Compartir:

Deja una respuesta