Murió Marco Rayo, compositor de «Cartagena de Indias»

56
0
Compartir:

marco_rayoA los 93 años el maestro sufrió un infarto, compositor entre otras de «Cartagena de Indias». Su sepelio será el 13 de junio a las tres de la tarde en Bogotá

Cortesía Caracol radio

Además de una cantidad de éxitos en el exterior, viajó a México, Cuba, Panamá y Puerto Rico, entre otros y abrió las puertas a los grupos colombianos en los años 60.

» Fue un hombre que siempre hizo música y afortunadamente murió tranquilamente con el sueño de hacer un Canto a Colombia con un compendio de más de 35 canciones dedicas a nuestro país y cada una de las ciudades», sostuvo Deysa Rayo.

Dijo que el maestro Rayo, fue un hombre con una gran tenacidad y una gran honestidad hacia la música cantando y componiendo a cada paisaje colombiano.

» Yo espero que a raíz de esta partida de mí padre, mucha gente quiera conocer un poco más de lo que fue el maestro Marco Rayo, como músico, como compositor y como director de grupos tan importantes como: «Los Blanes de Marco Rayo y el grupo el Cambal, con quien viajó a México y conquistó muchos éxitos.

Al Maestro Marco Rayo le sobreviven cuatro hijos los dos mayores Marco Fernán y Duve quienes son músicos, pianista y bajista, respectivamente Dayse Rayo Periodista y la menor economista.

El Ministerio de Cultura emitió un comunicado en el que expresa su pesar por la desaparición del maestro Marco Rayo:

La Ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba, lamenta profundamente el fallecimiento de uno de los más grandes compositores colombianos quien amó la música hasta los últimos días de su vida. A sus 93 años falleció en Bogotá Marco Rayo  a consecuencia de un infarto, según información suministrada por sus familiares.

Según Deiysa Rayo, hija del maestro y reconocida periodista radial, “con la partida de mi padre se pierde un insigne representante de la música colombiana  quien  deja un legado inmenso de canciones que describen bellamente, palmo a palmo, a nuestra bella Colombia”.

El Maestro Rayo nació el 15 de Abril de 1918 en Cartago, Valle del Cauca. A temprana edad se dedicó a la ebanistería. “Fue tal su amor por la música que construyó con sus propias manos su primera guitarra con la que a los 17 años compuso su primera canción  El porro de la vieja, dedicado al río La Vieja”, agregó Deysa Rayo.

Marco Rayo y su trío Canvall (abreviatura de Cantores del Valle) fue su primera agrupación musical y con ellos viajó por primera vez a Bogotá en 1952. En 1958 inició su primera gira internacional que incluyó Miami y Cuba.

En 1959, después de su regreso de su primera gira musical a nivel internacional, conformó la agrupación Los Vlamers de Marco Rayo con la que ingresaron al mercado Mexicano convirtiéndose  en las estrellas del momento con éxitos como La Sabrosona  y La Quinceañera   de autoría de Arnulfo Briceño  integrante del grupo. Más adelante, el maestro incursionó  en la música tropical con la Orquesta Orbita 99 de Marco Rayo.

Por escribir la universalmente conocida canción Cartagena de Indias fue declarado hijo adoptivo de la ciudad Heroica. Con esta dedicatoria musical, el maestro Rayo hizo posible que a Cartagena se le empezara a llamar por su verdadero nombre.

Dentro de sus obras también se destacan sus Bambucos A mi Colombia y Pienso Tumbar el Rancho, y la Cumbia  ‘Isla de Salamanca’.  En el campo comercial se le recuerda como el compositor de uno de los jingles más tradicionales de la televisión nacional ‘La Fina la margarina’.

El maestro Rayo se encontraba planificando su nuevo proyecto musical titulado un Canto a Colombia, una serie de canciones de contenido ecológico y descriptivo en homenaje a cada una de las ciudades Colombianas.

La velación del maestro Marco Rayo se cumplirá desde las dos de la tarde de este domingo en la Funeraria Gaviria de la Carrera 13 con calle 42, en la mañana de este lunes 13 de junio será trasladado a las instalaciones de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia en donde se le rendirá un homenaje. A las tres de la tarde se llevará a su última morada a Jardines de Paz en el norte de Bogotá.

Compartir:

Deja una respuesta