Escritor cubano podría terminar en la cárcel por abrir un blog

41
0
Compartir:

ngel_Santiesteban_minEl escritor cubano, Ángel Santiesteban, confinado en su casa de La Habana, espera una decisión judicial que lo podría condenar a 54 años de cárcel.

 

Por: Yeiver Rivera

El ganador de los Premios Casa de las Américas, Alejo Carpentier y autor de varios libros, Ángel Santiesteban-Prats, espera en su casa en la Habana, Cuba, la deliberación de la juez que lleva su caso en la que podría resultar condenado a 54 años de prisión.

“Aquí estoy, a la espera de la supuesta deliberación del tribunal ya que todo lo que dicen tener en mi contra es inventado, ellos han creado falsos testigos que me acusan de que he violentado a personas, atropellado a un niño y me he dado a la fuga, pero lo que pasa es que no aparece ninguna de las supuestas víctimas a las que he “atropellado”. Ellos quieren que tenga temor; me acusan de cosas denigrantes para llevarme a la justicia internacional” afirma el escritor desde la isla.

Según Santiesteban, todo inició hace aproximadamente 3 años, cuando abrió el blog loshijosquenadiequiso.blogspot.com, en el que denuncia lo que pasa en la isla y le da a conocer al mundo todo lo que allí ocurre y que nadie se atreve a decir.

El juicio que se llevó a cabo la semana anterior, lo realizaron en la sala especial del Tribunal de la barriada de la Víbora. “Como se esperaba, la Fiscalía no presentó ninguna prueba contundente o verosímil, se limitó a exponer una palabrería hueca, carente las más mínima credibilidad. La parte risible fue cuando la perito, Teniente Coronel, aseguró que, por las pruebas caligráficas, yo era culpable, por el estúpido detalle del tamaño y la inclinación de mi escritura.

Mi abogado le preguntó que si la pericial era una hipótesis, un diagnóstico; a lo que la oficial respondió que era seguro 100 % que yo era culpable y que no había margen de error. Esa fue la “prueba” que presentó la Fiscalía, y, por ese motivo, mantuvo la petición de seis años de cárcel. Es decir que: ¿voy a ser culpable sólo por algo tan vago e impreciso como el tamaño y la inclinación de mi caligrafía?” dijo el escritor a través de su blog.

En este juicio no se dictó ningún fallo ni absolutorio, ni condenatorio, pero según el connotado escritor, aún no se sabe lo que va a pasar, aunque se presume que se condenará si la comunidad internacional no se pronuncia sobre el tema ya que “hay que tener una mente demasiado diabólica para pensar en lo que van a hacer y quieren es asustarme para que yo cierre el blog y lo que han conseguido es que tenga más fuerza”.

Compartir:

Deja una respuesta