Murió el cronista e inigualable narrador, Ernesto McCausland

4
0
Share:

La madrugada del miércoles 21 de noviembre será recordada por ser en la que falleció el McCausland cronista-periodista, Ernesto

Por: @CcastroNoticias

Cuando apenas completaba los 51 años de edad y tras sufrir un agresivo cáncer, de esos que ponen en la cuerda floja una vida llena de aciertos, falleció el periodista, narrador de historias y observador incisivo, Ernesto McCausland.

Barranquilla fue la ciudad en la que Ernesto nació, en una familia de origen escoceses, venidos a estas tierras colombianas en búsqueda de sueños y en donde por la fantasía propia del Caribe se confunde la ilusión con la realidad.

McCausland era una de esos periodistas para quienes la ética se debe anteponer a cualquier mezquina ambición personal o periodística.

Sus crónicas mantenían vigente el uso del leguaje de una manera fluida, que hacia parecer fácil hilar datos para formar una colcha narrativa, porque para él la crónica era la herramienta con la que las realidades se engalanaban para demostrar que podían superar la fantasía de mundos imaginarios.

Milena su esposa, Milena su hija y Marcela su otra hija, sobreviven a esta hombre que tras de sí deja un espacio que nadie espera que se llene, porque como McCausland, solo Ernesto.

El Heraldo fue el primer medio de comunicación que le abrió las puertas, para que en sus paginas comenzara a contar historias en 1982, en adelante las editoriales se interesaron en su pluma, por lo que bajo su autoría se publicaron por lo menos cinco libros: Crónicas de Mc Causland en 1996, Febrero Escarlata publicado en el 2004, El Alma del Acordeón en el 2006, Antología de grandes reportajes colombianos y Antología de grandes crónicas colombianas.

Pero la escritura parecía que fueran suficientes, para saciar el ansia de narrar, el cine también se dejó tocar por McCausland: El último carnaval (1998), Siniestro (2000), premio Mincultura a la mejor película colombiana de 2000, y Champeta Paradise, así como 14 cortometrajes y múltiples documentales.

Caracol Radio, Caracol televisión y Telecaribe, por fortuna para sus oyentes y televidentes, lo tuvieron en su nómina, por lo que hoy es el inspirador de muchos insipientes cronistas y narradores, de una realidad que, a veces, con noticias como esta, evidencian lo efímera que es la vida y la importancia de dejar buenos recuerdo entre quienes afectamos sus vidas.

Paz en la tumba de Ernesto McCausland (1961 – 2012)

ernesto-mccausland-02

Share:

Leave a reply